Encuentro de familias en Cataluña

El pasado domingo 18 de septiembre se reunían en Tarragona las familias Catalanas, aunque hubo algunas ausencias la familia crece tanto que nadie lo diría.

Se invitó a algunas de esas personas que nos acompañan y apoyan en este camino y a algunas familias que aún estaban en un proceso de asimilar. El resultado de estos encuentros siempre es positivo y a veces hasta creativo, estas son algunas de las consecuencias:

“Hay momentos en que debes de dejar tus pensamientos obscuros, tristes e intentar sustituirlos por buenos, aunque cueste, aunque lo lleves impreso en la cara. Debes de intentar reír y ser feliz. Esto me ha pasado este domingo, que maravillosa concentración de Chrysallis en Tarragona, en el parque de Loreto, ¡¡cuántas familias reunidas!! ¡¡qué recibimiento!!

 Sinceramente no me acuerdo mucho de los nombres, puesto que para mí era la primera vez que asistía, pero me gustó muchísimo. Al final pude ir con mi hija pequeña, no creo que se lo pasara mal, desparecía constantemente de mi vista, se alió con otra niña y ya todo el día, ¡como son l@s niñ@s!, sólo aparecen para  un helado, un refresco, etc. Muy emotivo.

Yo siempre había sido bastante incrédula en las personas no binarias, ayer conocí una. Su madre y su padre no fuerzan la situaciones derivadas de los estereotipos y que sea el/la quien decida o no, quien es. Una lección magistral por parte de su madre, que recordaré durante mucho tiempo, gracias.

 David y toda la directiva organizaron el evento con precisión japonesa, yo no lo hubiera hecho mejor, ni mucho menos. Qué ilusión cuando nos encontramos con Lina y Ali y su guapetón Thiago, ya todo un hombretón. Así como Soraya y Nac, a quien no  conocía personalmente.

 Una nota discordante de la organización es que yo pensaba que habría más gente haciendo la BBQ, en vez de los bocatas o fiambreras. ¡¡Caramba!! Un lugar así era para aprovechar, y eso hice con otra amiga de Chrysallis.

Con una caravana de vértigo, volvimos a Barcelona, haciendo la ruta del door-to-door, nos terminamos durante el viaje lo que sobró de la comida.

 Maravilloso y emotivo encuentro, si nos invitan otra vez, seguro que iremos. Llevaré,mientras resista el paso del tiempo, la pulserita que me regalaron, estoy súper emocionada, muchas gracias.

 Por cierto, mirando a la derecha y a la izquierda, me percaté que era la más yaya.”

Rosa

Quiero gritar fuerte

Quiero gritar fuerte en todo el mundo

que  aceptemos la diversidad,

que no estamos solos

somos muchos una voz para cantar.

Quiero gritar fuerte en todo el mundo

que queremos sentir libertad

que desde pequeños ya sentimos

por dentro nuestra verdad.

 Y sentirnos mariposas

que queremos despegar

y mostrarnos como somos

plenos de felicidad.

 Quiero gritar fuerte en todo el mundo

que nada tenemos que ocultar

que no somos pocos somos muchos

y los que quedan por llegar

Quiero gritar fuerte en todo el mundo

que una gran familia tengo ya

que nos une una misma causa

el amor y la verdad

José Francisco Alarcón