Confinamiento sin respeto a la identidad sexual en la familia

Estos momentos en los que el día a día la infancia y juventud, sus vidas se reducen a la convivencia con sus familias en sus viviendas, se hacen especialmente difíciles para la infancia y juventud trans* cuyas familias se niegan a escuchar, respetar, entender e interiorizar que lo que están expresando es su realidad, su necesidad, su verdad. Algo tan necesario para cualquier persona como el derecho fundamental a ser reconocida según su identidad. Esa infancia y juventud a la que se intenta silenciar, invisibilizar y “corregir” con el afán de que cumplan con los estereotipos y roles de género establecidos. ¡Una forma más de maltrato! Todo esto lo denunciamos días atrás con ocasión del 31M, día internacional de la visibilidad trans*.

Conscientes de estas situaciones, queremos destacar que alguien en la prensa escrita se haya acordado de quienes viven este maltrato: la periodista SOLANGE VÁZQUEZ en su artículo publicado en varios diarios del grupo Correo titulado “El doble confinamiento de jóvenes trans rechazados en casa: «Es inhumano» (enlazamos la publicación de El Diario Montañés, pero se ha publicado en otros como La Verdad) cuya lectura y difusión recomendamos